Que se necesita para ser profesor de fp

¿Debería pagarse a los profesores en función de su rendimiento?

Este programa de licenciatura es para estudiantes de ecología humana general que planean enseñar ciencias de la familia y del consumidor en los niveles de secundaria, preparatoria, preparatoria superior o postsecundaria. Los educadores de ciencias de la familia y el consumidor atienden directamente las necesidades de las personas y las familias relacionadas con las relaciones de crianza, la educación de los padres, los estilos de vida saludables y la gestión de recursos. Los graduados del programa trabajan en escuelas medias y secundarias, en cooperativas de extensión, en empresas y en la industria.

Una vez completados con éxito todos los requisitos de licencia de ciencias de la familia y el consumidor, la prueba de Principios de Aprendizaje y Enseñanza, y la prueba de evaluación de contenido PRAXIS II para las ciencias de la familia y el consumidor, los graduados son elegibles para solicitar la licencia para enseñar ciencias de la familia y el consumidor en las escuelas de Kansas. Consulte la sección del Colegio de Educación de este catálogo para obtener más información sobre los requisitos de elegibilidad, la admisión a la formación de maestros y la admisión al semestre profesional. Las consultas deben dirigirse al Centro de Servicios Estudiantiles y Profesionales, 13 Bluemont Hall.

Rendimiento salarial de los profesores

Reimpresiones y permisosAcerca de este artículoCite este artículoHascher, T., Do, ML. & de Zordo, L. “La cooperación con un compañero en las prácticas es agradable, pero enseñar solo me hace sentir que estoy enseñando de verdad”. Cómo experimentan los estudiantes de magisterio de preescolar y primaria las prácticas individuales y en pareja.

Z f Bildungsforsch 12, 235-253 (2022). https://doi.org/10.1007/s35834-022-00354-6Download citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

Recompensas basadas en el rendimiento para los profesores

Hace unos meses, un equipo de especialistas en educación del Banco Mundial se reunió con el dinámico Ministro de Educación de un gran país. Desde que asumió su cargo, el Ministro ha querido transformar el rendimiento de los profesores en las escuelas. Nos preguntaron si los sistemas de remuneración por rendimiento de los profesores, en los que se les recompensa por mejorar su rendimiento, eran el camino a seguir. Para el Ministro, ésta parecía ser una opción importante para inyectar energía en la profesión docente del país y motivar un mejor rendimiento. La respuesta condicional de nuestro equipo, “quizás, pero posiblemente no”, no fue muy inspiradora.

Muchos de nosotros, de alguna manera, hemos sido preguntados por clientes del sector de la educación sobre la PFP. Por ello, nos embarcamos en una revisión exhaustiva de la literatura sobre la remuneración de los profesores en los países de ingresos bajos y medios para ayudar a responder a la gran pregunta: ¿funciona realmente? Puede leer un resumen aquí.

1. Sólo unos pocos programas de formación de profesores han mejorado el aprendizaje de los alumnos en los países de ingresos bajos y medios; la mayoría no lo ha hecho. Hay una gran variación en los tamaños de los efectos: entre los programas, los tamaños de los efectos varían desde -0,08 unidades de desviación estándar (DE) hasta 0,32 unidades de DE de aumento en los resultados de las pruebas de los estudiantes. Alrededor del 50% de los programas informan de un tamaño del efecto de 0,06 unidades de desviación estándar. La mediana del tamaño del efecto sobre el aprendizaje en las evaluaciones del impacto en la educación en los países de ingresos bajos y medios es de aproximadamente 0,1 unidades de desviación estándar.

Los profesores deben ser pagados en función del rendimiento de los alumnos

Parece sencillo, ¿verdad?    Ofrezca bonificaciones a los profesores que obtengan grandes ganancias en el rendimiento de los alumnos y obtendrá un mejor rendimiento de sus profesores.    Sin embargo, una serie de estudios realizados el año pasado parecen haber echado por tierra la idea de pagar a los profesores en función de su rendimiento.    En junio, un estudio de Mathematica sobre una iniciativa en Chicago no encontró “ninguna prueba de que el programa aumentara los resultados de los alumnos”.    Este estudio, como muchos de su tipo, comparaba el “valor añadido” de los profesores que participaban en el programa de remuneración por rendimiento con los que no lo hacían, medido por los resultados de los exámenes de los alumnos.

En septiembre, en uno de los estudios más completos de su tipo, el Centro Nacional de Incentivos al Rendimiento de Vanderbilt concluyó un estudio de tres años sobre un programa de pago por rendimiento en Nashville y descubrió que “los alumnos de los profesores asignados aleatoriamente al grupo de tratamiento (con derecho a bonificaciones) no superaron a los alumnos cuyos profesores fueron asignados al grupo de control (sin derecho a bonificaciones)”.

Hoy mismo, Ed Week ha informado de que un estudio realizado por el economista de Harvard Ronald Fryer sobre un programa de remuneración de profesores en más de doscientas escuelas de la ciudad de Nueva York no ha encontrado “ninguna prueba de que los incentivos a los profesores aumenten el rendimiento, la asistencia o la graduación de los alumnos, ni tampoco de que los incentivos cambien el comportamiento de los estudiantes o de los profesores. En todo caso, los incentivos a los profesores pueden disminuir el rendimiento de los alumnos, especialmente en las escuelas más grandes”.

Entradas creadas 3215

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba