Instituto el buen pastor

7. actividades complementarias

La Escuela Episcopal “El Buen Pastor” ha recorrido un largo camino desde octubre de 1984, cuando el maestro jubilado William J. Craigie (junto con su esposa la Sra. June Craigie) y el reverendo Robert Carlson, lideraron el proyecto de construcción de la nueva escuela. Para la organización académica se contrató a la maestra hondureña Lidia Ana de Alvarenga, quien tenía muchos años de experiencia en educación bilingüe.    El Buen Pastor abrió sus puertas con dos alumnos.    La escuela creció rápidamente y para enero de 1985 contaba con 13 alumnos, 6 en Kinder y 7 en Preparatoria.    Debido a su crecimiento para 1989, la escuela necesitaba expandirse, y por esta razón se inició la construcción.    Hoy en día, El Buen Pastor cuenta con más de 500 alumnos y un conjunto de edificios para reunirlos, una Biblioteca bien equipada, una moderna cafetería y una librería donde los padres de familia y los alumnos pueden adquirir sus materiales escolares.  Visite el sitio de la escuela: www.episcopalelbuenpastor.com

Orden y respeto en el tránsito en nuestro colegio

Ser una puerta siempre abierta a la esperanza, ofreciendo a las niñas y jóvenes la oportunidad de una nueva vida, acogiendo Y guiando a las que están confundidas, enseñando el camino que las lleve a su propia realización y felicidad.

Ser un hogar con LOS espacios adecuados y dignos que permitan desarrollar los programas necesarios donde las niñas PUEDAN descubrir el “Tesoro que llevan dentro” , Y PUEDAN llevarlas a trascender y hacer la diferencia en sus vidas.

Lograr que las niñas descubran sus TALENTOS y habilidades, desarrollando al máximo su potencial, logrando su reinserción en su familia y en la SOCIEDAD, Y ESTRECHARSE para ser competentes, productivas y buenas ciudadanas.

En 1953 se fundó el hogar Buen Pastor para acoger a niñas menores infractoras. Actualmente acogemos a niñas cuyo modo de vida las pone en riesgo. Ofrecemos ATENCIÓN UNO A UNO a niñas y jóvenes que están en riesgo y en la calle. PROMOVEMOS UNA EDUCACIÓN integral que les permita ser capaces de REINTEGRARSE A SUS FAMILIAS, COMUNIDADES Y SOCIEDAD.

@misty soul choir en el buen pastor

“El Buen Pastor” es el nombre de la escuela, que se encuentra en la propiedad de la iglesia de la congregación bautista en la capital y en la isla de Malabo: un preescolar, una escuela primaria y una escuela secundaria. Más de 700 alumnos de 4 a 20 años, de diversas clases sociales, asisten a la escuela. La escuela “Buen Pastor” ofrece una educación integral. También se tienen en cuenta las necesidades sociales, intelectuales, físicas, emocionales y espirituales de los alumnos. Además de la jornada escolar, hay actividades como semanas culturales, conferencias, trabajos prácticos en pequeños grupos, un periódico juvenil y también un grupo de música y teatro.

Sin embargo, hay una gran carencia de material didáctico, como libros de texto y de ejercicios u ordenadores. Además, hay que renovar los aseos y el mobiliario escolar. Algunos alumnos necesitan ayuda para pagar las tasas escolares. El EBM está involucrado en el Buen Pastor a través de la cooperación de la pareja de misioneros españoles Julio Cháfer y Damaris Juárez.

Procesión Corpus Christi

Veinticinco familias de El Buen Pastor disfrutaron de una variedad de productos frescos este verano, gracias al Programa de Vida Saludable Farm Fresh patrocinado por el Wake Forest Translational Science Institute. Kevin e Isaac Oliver de Harmony Ridge Farm proporcionaron cajas de CSA (agricultura apoyada por la comunidad) y recibieron a las familias en una visita a su granja en el oeste del condado de Forsyth. El personal de la Dra. Sara Quandt impartió clases de cocina para ayudar a las mujeres a descubrir formas saludables de preparar los productos del verano. Y a las familias les encantó todo.

Lo anterior NO es una conversación típica entre estos niños de cuarto grado, sin embargo, cuando vieron por primera vez nuestra recién decorada Sala de Lectura Familiar, su respuesta inmediata fue: “¡Genial! ¿Podemos entrar a leer?”. La Directora de Alfabetización Familiar, Erika Stewart, supo entonces que el tedioso proyecto de verano de clasificar los libros donados, arrastrar los muebles y probar las muestras de pintura había sido un éxito. Diseñado para ser un lugar tranquilo donde los adultos y los niños vienen a leer juntos o por su cuenta, la sala fue pintada por uno de los padres, un pintor profesional que trabajó hasta altas horas de la noche, y amueblada con estantes comprados en una venta de salida del negocio y artículos donados a la venta de patio de El Buen Pastor. Erika y la voluntaria Jessica McCrory clasificaron cientos de libros donados y seleccionaron los más atractivos para colocarlos en los estantes, creando una colección equilibrada de títulos en inglés, español y bilingües, clásicos y actuales, de ficción y no ficción, todos en excelente estado. ¡Ven a leer con nosotros!

Entradas creadas 3216

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba