Grado medio emergencias sanitarias madrid institutos

“covid-19: ¿nueva ola, viejos problemas?” (16 de octubre de 2020)

Toda esta situación ha cambiado drásticamente la vida de los habitantes de España en cuestión de días. La población vive una situación nueva, imprevisible y de rápida evolución. Tienen que permanecer confinados en casa, la dinámica familiar ha cambiado notablemente, los viajes están restringidos y se han reducido las actividades de ocio y la vida social. La situación laboral también ha cambiado por completo; muchas personas han perdido temporal o permanentemente sus puestos de trabajo, muchas están trabajando desde casa, a veces con una preparación insuficiente para hacerlo, y quienes trabajan en sectores considerados esenciales parecen experimentar grandes cargas de trabajo, mayores niveles de estrés y una mayor exposición al virus. El sistema sanitario español se ha visto desbordado y ha habido escasez de espacio en los hospitales (sobre todo en las Urgencias y en las Unidades de Cuidados Intensivos, UCI), de material sanitario (sobre todo ventiladores) y de equipos de protección individual (EPI). Esta situación parece vivirse con un alto nivel de miedo y preocupación por la pandemia y sus consecuencias. De hecho, en Wuhan, los residentes compararon esta crisis sanitaria con “el fin del mundo” (Lima et al., 2020).

Aprender del pasado, preparar el futuro

La mala salud empeora las perspectivas económicas de un individuo a lo largo de su ciclo vital. En el caso de los bebés y los niños, la mala salud afecta a su capacidad de acumular capital humano; en el caso de los adultos, la mala salud reduce la calidad de vida y los resultados del mercado laboral, y la desventaja se agrava a lo largo de la vida.

Es probable que cada uno de nosotros, al menos una vez en la vida, se haya visto frustrado por una atención inflexible, impersonal y burocrática. A nivel del sistema, estas experiencias individuales se suman a la escasa seguridad, la mala coordinación de la atención y la ineficacia, lo que cuesta millones de vidas y un enorme gasto a las sociedades.

Este estado de cosas contribuye a frenar el avance hacia la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible a los que se han comprometido todas las sociedades, independientemente de su nivel de desarrollo económico.

Para empezar, una mayor inversión en la salud de la población haría que las personas, especialmente los grupos de población vulnerables, fueran más resistentes a los riesgos sanitarios. Las consecuencias sanitarias y socioeconómicas del virus se dejan sentir con mayor intensidad entre las poblaciones desfavorecidas, tensando un tejido social ya cuestionado por los altos niveles de desigualdad. La crisis demuestra las consecuencias de la escasa inversión en el tratamiento de los determinantes sociales más amplios de la salud, como la pobreza, el bajo nivel educativo y los estilos de vida poco saludables. A pesar de que se habla mucho de la importancia de la promoción de la salud, incluso en los países más ricos de la OCDE apenas se dedica un 3% del gasto sanitario total a la prevención. El fomento de la resiliencia de las poblaciones también requiere una mayor atención a la solidaridad y la redistribución en los sistemas de protección social para abordar las desigualdades estructurales subyacentes y la pobreza.

Servicios médicos de urgencia

Al comienzo de la pandemia, el gobierno español amplió los programas de apoyo al desempleo existentes e introdujo un nuevo programa de asistencia social emblemático. Sin embargo, a pesar de las buenas intenciones declaradas por el gobierno, las debilidades y defectos existentes en el sistema de seguridad social, así como los problemas en el diseño de las nuevas formas de asistencia, significaron que el apoyo se quedó corto. Las limitaciones en el alcance y la elegibilidad tanto de las medidas existentes como de las nuevas han hecho que muchas personas sigan dependiendo de la ayuda alimentaria no gubernamental para alimentarse y alimentar a sus familias, y que tengan dificultades para satisfacer sus necesidades básicas. En consecuencia, el gobierno español está incumpliendo su obligación de proteger y cumplir el derecho de las personas a la alimentación y a un nivel de vida adecuado.

Muchas personas en España que ya se encontraban en situación de pobreza quedaron aún más expuestas a una pérdida total de ingresos y a la falta de acceso a una alimentación adecuada. Otros, que antes tenían un empleo y vivían por encima del umbral de la pobreza, se encontraron de repente sin trabajo y luchando por acceder a un sistema de seguridad social que se vio desbordado por la demanda. Cuando los ingresos se redujeron a un goteo, la gente empezó a retrasarse en los pagos mensuales y a pasar hambre. Las colas para comprar alimentos en las iglesias, las asociaciones de vecinos y los centros comunitarios, con carros de la compra abandonados en filas ordenadas a la espera de la distribución de alimentos, se convirtieron en algo habitual.

El alcalde de Blasio se reúne con los medios de comunicación para hablar de COVID-19

El objetivo del taller propuesto es extraer las lecciones relacionadas con el PR3 de diferentes crisis ambientales y de salud pública complementarias y debatir sobre la mejor manera de incorporarlas a los futuros planes de preparación para todo tipo de riesgos a nivel mundial, regional, nacional y local. A partir de las lecciones aprendidas en el agitado debate de los dos últimos años, queremos reunir a expertos, profesionales y responsables de la toma de decisiones en una conversación compleja que refleje la naturaleza de los retos que se avecinan. Se anima a la participación de los investigadores que inician su carrera.

Las conclusiones de los debates del taller se utilizarán para elaborar recomendaciones y acciones destinadas a reforzar la preparación y la respuesta a diferentes niveles e incorporar las estrategias más probadas. Éstas se resumirán en un artículo que se enviará a una revista científica de amplia difusión.

Entradas creadas 3215

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba